“Me hice la muerta y oré”, Así sobrevivió una niña de 11 años a la masacre perpetrada por un ex-marine

Una niña de 11 años sobrevivió a la masacre en la que murieron cuatro personas, entre ellas una madre con su bebé en brazos, en Florida, reveló ademas que sobrevivió porque fingió que estaba muerta, según el sheriff de Polk, Grady Judd.

Algunas fuentes comentan que el ex-marine Brian Riley, vestido con ropa de combate, atacó a la familia en Lakeland, Florida, el domingo recién pasado, sin que se conozca el motivo.

La pequeña fue transladada a un hospital de Tampa y su condición es estable, aunque en un comunicado de la familia de la pequeña explicó que la niña ha sido sometida a cuatro cirugías debido a 10 heridas de bala.

Las autoridades informaron ademas que la niña testifico a los detectives del condado: “Creo que estoy viva porque me hice la muerta y recé”, según describió el sheriff Judd el pasado martes.

Tambien Podria interesarle: Terroristas Fulani quemaron a niños cristianos en Nigeria

Estaba muy asustada cuando esto pasó, pero oró y supo que todo iba a salir bien, dice el texto, obtenido por la emisora local WTVT-TV. “Agradecemos los buenos deseos, palabras de cariño y oraciones, añadió la familia.

Además de esto, el exinfante de Marina Bryan Riley deliraba acerca de que en la casa había traficantes sexuales, según dijo este jueves el alguacil de la zona donde sucedieron los hechos el pasado fin de semana.

Tambien el alguacil de Polk, Grady Judd, informó este jueves en una rueda de prensa de las últimas novedades de un caso que ha causado conmoción y aún está bajo investigación.

“No había en esa casa ninguna víctima de delitos sexuales”, subrayó Judd al mencionar las razones que, según la confesión de Riley a la policía, le llevaron hasta la residencia de los Gleason.

Riley, un excombatiente en Irak y Afganistán de 33 años, está preso sin fianza y acusado de más de una decena de cargos, incluyendo cuatro de asesinato en primer grado por la muerte de Justice Gleason, de 40 años, su esposa, de 33, el hijo de ambos, de tres meses, y una abuela del niño de 62 años.

Este hombre tambien Disparó y mató al perro de la familia y luego a las personas que encontró a su paso, todas las que se encontraban en la casa salvo la niña de 11 años, que recibió 10 balazos, pero se hizo la muerta y se salvó.