Abofetea al sacerdote en plena misa de Semana Santa

Mujer abofetea al sacerdote en plena misa de Semana Santa y creo conmoción en las redes sociales. El suceso se dio en la Catedral de San Cristóbal, Táchira, Venezuela. La mujer se acercó al sacerdote solo para agredirlo.

El sacerdote se refirio al suceso como “solo un susto”. El hecho ocurrió el pasado jueves santo, cuando el sacerdote celebraba la misa vespertina de la Cena del Señor, cuando la mujer entró a la Iglesia para agredirlo.

Se presume que la mujer, estaba en un estado de confusión. El sacerdote José Lucio León, se encontraba realizando la eucaristía, realizando la oración del “Padre Nuestro”, cuando la mujer irrumpió en la Iglesia y le preguntó “¿quién soy yo? Padre mío”.

Podría interesarte: Médicos venezolanos se arrodillan para pedirle a Dios por los pacientes con COVID-19

Abofetea al sacerdote en plena misa de Semana Santa

El sacerdote vivió el incómodo momento mientras celebraba la misa de Semana Santa, donde se le da inició al Triduo Pascual, ya que simboliza la Cena de Cristo con los apóstoles y cuando Judas Iscariote le vendió.

El sacerdote sin titubear, bendijo a la mujer al verla frente a él, pero la fémina lo abofeteó en ese justo momento y al momento de que la agarraron lo que hizo fue lanzarle una patada al sacerdote.

La mujer gritaba “¿quién soy yo?”, mientras varios feligreses se apresuraban a detenerla y apartarla del sacerdote. El evento estaba siendo transmitido en vivo por la plataforma de YouTube, por lo que el acontecimiento se hizo viral rápidamente.

Diversas especulaciones sobre la actitud de la mujer, algunas personas aseguran que se debe a causas emocionales, otros creen que sufrió un ataque de nervios durante la misa. Mientras que otros creen que la señora sufre de algún trastorno mental. El sacerdote expresó que solo se trató de “un susto”.

¿Te gustó esta noticia?

Si te gustó esta noticia: Abofetea al sacerdote en plena misa de Semana Santa. Síguenos en Facebook para leer oraciones, reflexiones y noticias como estas todos los días. ¡Dios te bendiga!