Cristiano agradece a los médicos por orar por su sanidad

Medios cristianos compartieron el testimonio de como un cristiano agradece a los médicos por orar por su sanidad ante el covid-19.

Un paciente llamado CJ MacDonald comentó cómo Dios había hecho un milagro de sanidad en su vida tras la oración de los médicos.

El hombre que tenía poca fe a comienzos de año aseguró que no hubiese podido sobrevivir sin la oración de los profesionales.

Cristiano agradece a los médicos por orar por su sanidad

En el momento en que a Cj le fue diagnosticado el nuevo covid-19 su vida dio un vuelco, se preguntaba si aún había milagros.

Su condición iba empeorando, a pesar de tener una buena salud y una edad que no debería ser problema para atacar al virus.

“Estuve en cama con fiebre durante cuatro días antes de que mi esposa Dylana me llevara a la sala de emergencias”. Comenta el hombre.

Noticias difíciles

En el momento en que CJ llegó al hospital, no tenían suficientes pruebas para diagnosticar si tenía o no el coronavirus en su cuerpo.

Fue enviado nuevamente a casa, donde le pidieron que guardara una cuarentena, se confinara y siguiera las medidas.

Pronto el hombre tuvo que volver al hospital, esta vez con problemas respiratorios que amenazaban su vida de forma abrupta.

Confianza en Dios

Tras cuatro días hospitalizado, CJ se levantó y pudo quitarse el respirador, con ayuda de un dispositivo móvil pudo hablar con su esposa.

La mujer le había dicho que los médicos se habían unido en oración por sus pacientes, en especial por Él que estaba cerca de la muerte.

“Es increíble como vemos los milagros de Dios cuando menos los esperamos, hoy soy un testimonio vivo de ello”, comentó el hombre.

No hay ateos en trincheras

Al salir del hospital, CJ le contó a su familia todo lo que había pasado, la experiencia había sido fuerte y su salud se vio comprometida.

Pero como Él mismo dice “No hay ateos en trincheras” cuando entró al hospital no confiaba en los milagros, hoy día Él mismo es un milagro.

El hombre agradeció a los médicos, a los que se refirió como “Ángeles en batas blancas” que lograron pedir por su sanidad.

 

 

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *