“Dios me dijo que iba a salir antes” rogel aguilera mederos

Esta es una de las reacciones conmovedoras de rogel, que por gracia se le redujera la sentencia por los hechos ocurridos en 2019, en donde estaba condenado a 110 años de cárcel y ahora solo a 10, el hombre dice que Dios ya le había dicho lo que iba a pasar.

Roger, de origen cubano y camionero en el estado de Colorado, recibió una reducción de su pena en la cárcel a solo 10 años, y aun así le informó por medio de una entrevista en la cárcel que seguiría luchando para que todos los cargos fueran eliminados debido a que su caso no fue premeditado sino un accidente.

Tras reiteradas protesta y además de muestras infinitas de solidaridad por la injusta condena, la cual él alega que fue por “su origen y color de piel”, fue reducida por orden del gobernador del estado, Jared Polis, quien le envió una carta a Roger para hacerle saber el motivo y lo que acontecería después.

Polis afirmó en la carta que “la sentencia era injusta y estaba inmutando su condena a 10 años, además de darle la oportunidad de ser elegible dentro de 5 años para tener libertad condicional”, además de pedirle al acusado de “asumir una responsabilidad adicional al buscar oportunidades de justicia restaurativa para asumir sus obligaciones con quienes sufrieron pérdidas»

Tambien podria interesarle:

Reducen de 110 a 10 años la sentencia del camionero cubano Rogel Aguilera Mederos

 

Uno de los equipos de noticias de la cadena hispana Telemundo ha llevado una gran cobertura del caso, siendo ellos quienes han tenido más contacto con Aguilera, el cual ha brindado su punto de vista con respecto a todo lo que ha vivido en el proceso.

Recientemente y luego de conocer la decisión del gobernador Polis, el joven le aseguro al periodista Yesmani Gómez por medio de un audio que él ya sabía lo que iba a pasar “porque Dios se lo había dicho”, ya que hizo de la oración su mayor recurso durante todo este tiempo tan difícil.

“Yo te voy a decir algo Yesmani, yo iba ante Dios, a orarle, a pedirle y Dios me dijo que yo iba a estar bien, iba a estar libre más pronto de lo que yo imaginaba”, se escuchaba el audio reproducido por el periodista Gómez.

“Yo sigo rogando y pidiendo el perdón de los familiares, que Dios les toque el corazón algún día y entiendan que desgraciadamente fue un accidente”, agregó.

El mismo gobernador del estado espera que con esta sentencia se pueda abrir una conversación sobre las condenas basadas en las leyes locales, ya que él asegura que no existe “uniformidad” en las sentencias emitidas por las autoridades.