«Estamos dispuestos a morir, pero nunca a renunciar a Jesús» Cristianos en Vietnam

En el mes de junio, Thao y su esposa ambos cristianos, un nombre ficticio para preservar su identidad, fueron los primeros de su aldea en Vietnam en entregar su vida a Jesús.

Después de su conversión, decidieron mudarse de la casa de sus padres no cristianos, junto con sus cinco hijos. Thao construyó una tienda de campaña improvisada para albergar a la familia en la propiedad de sus padres mientras, esperaba los materiales para construir una nueva casa.

Incluso antes de comenzar las obras, las autoridades gubernamentales vinieron y prohibieron la construcción. A principios de septiembre, Thao estaba dispuesto a construir una casa para albergar a su familia, compró un terreno junto a la casa de sus padres y comenzó a trabajar.

Tambien podria interesarle:

Madre de Cristiano Ronaldo revela que pensó en abortar, pero que “Dios no lo permitió”

 

Luego de unos días después llegaron las autoridades y le exigieron demoler todo lo que ya había hecho, alegando que la propiedad estaba dentro de la “zona de no construcción”, un lugar donde no se debía construir ningún establecimiento público o privado.

“Nunca podrás construir una casa en esta área. ¡Constrúyelo en algún lugar donde esté tu Dios! ”, comentó el funcionario local a Thao.

El pastor de la familia, Sam, señaló que si realmente violaba una ley de “zona de no construcción”, más de la mitad de las casas de la aldea serían demolidas. “Están haciendo esto porque la familia de Thao se ha vuelto cristiana y no lo quieren”, agregó.

Thao ademas fue llamado a la estación de policía y amenazado, pero eso no le hizo renunciar a su fe. Sam esperaba que pudieran renunciar a su nueva fe en Jesús, pero la familia les informó que estaban dispuestos a morir pero nunca renunciar a Jesús.

Puertas Abiertas, llama a los cristianos a orar por la familia de Thao, para que Dios continúe fortaleciendo la fe y ablandando los corazones de las autoridades locales.