Glorioso: Sanó paciente con coronavirus después de oración de los médicos

Un hospital de campaña en Italia informó que sanó paciente con coronavirus después de oración de los médicos. El grupo médico al no ver alternativas viables le dedicó una oración a Dios.

Un hospital de campaña fue el lugar donde los médicos oraron por los pacientes de coronavirus. En terapia intensivas, un hombre con coronavirus fue sanado a través de oraciones en Italia.

El hombre de nombre Umberto estaba recluido en un hospital de Cremona. Mas tarde agradeció a los profesionales de la salud que intercedieron por Él además de los cuidados que le dieron.

La oración tiene poder

Umberto fue hospitalizado después que comenzara con dificultades respiratorias. Los síntomas de coronavirus se asentaron en Él. Después de una prueba rápida los médicos descartaron y confirmaron que Umberto padecía el virus.

Después de confirmar el padecimiento de Umberto, los médicos procedieron a conectarlo a respiradores artificiales. Esto permitiría que el paciente pudiera continuar respirando y su vida no corriera peligro.

Al final, el hombre fue trasladado al hospital de campaña de Samaritan´s Purse. En el sitio, los médicos evaluaron la salud de Umberto y su estado de gravedad. Los médicos cristianos le dieron la mejor atención.

Sanó paciente con coronavirus después de oración de los médicos: Testimonio vivo

El hospital de campaña de Samaritan´s Purse fue equipado especialmente para tratar problemas respiratorios. Además de eso, los médicos practican la fe cristiana que es importante para ellos.

Los médicos pensaron inmediatamente en pedir por la salud del paciente. Para ellos debía ser un testimonio vivo de como Cristo sana las vidas. El poder curativo del Señor se manifestó a través de la oración.

Los médicos y enfermeras en el cuarto de cuidados intensivos oraron por Umberto. Toda la sala se llenó del poder de Dios, y el paciente aceptó la oración con esperanza. Dios en ese momento lo había sanado.

El poder curativo

Dos semanas pasaron y la salud de Umberto comenzó a mejorar. Las oraciones y cuidados comenzaron a mostrar efecto y el poder curativo de Cristo abatió al virus. Umberto estaba sanando.

Hoy día el paciente está sano y estable, fue dado de alta de los cuidados intensivos y volvió con su familia. Venció junto con las oraciones a Dios un brutal virus que hoy día es una pandemia mundial.

Al salir del hospital el hombre declaró “No me lo puedo creer, es como haber muerto y vuelto a renacer, todo se trata de que confiemos en Jesús, solo el nos puede salvar.” Comentó Umberto desde su casa.