Hombre nepalí impactado por la curación de su esposa paralizada

Hombre nepalí impactado por la curación de su esposa paralizada. La esposa del hombre era una devota que siempre rezaba y ayunaba a cambio de favores de los dioses, la pareja nació y creció en un hogar hindú en Nepal y vivían felices, hasta que un día el cuerpo de la mujer quedo paralizado y ningún tratamiento le funcionó.

La situación se les volvió difícil porque gastaron todo sus ahorros tratando de encontrar una cura para la mujer. La pareja vendía verduras, pero no les alcanzaba para mantener la familia y el hombre nepalí expresó que a menudo estaba estresado y perdía los estribos, pero que decidió cuidar de su esposa, aun si ella no lograba recuperarse.

Uno de los familiares del hombre le recomendó que llevara a su esposa a una Iglesia y le pidiera al pastor que orara por ella y dado que habían agotado todas las alternativas, decidió llevar a su esposa y vio como las cosas empezaban a cambiar.

Podría interesarte: Ciego agradece a Dios por devolverle la vista

Hombre nepalí impactado por la curación de su esposa paralizada

El hombre testificó que desde que su esposa piso la Iglesia, empezó a mejorar y afirma que sintió tranquilidad. “Seguí llevándola a la iglesia y, después de un mes, mi esposa quedó completamente sana”. La experiencia del hombre le sorprendió y lo motivó a buscar más sobre el “Dios de los cristianos”, para así poder conocerlo.

El hombre comentó que empezó a prestar más atención a lo que se enseñaba en la Iglesia y finalmente decidió aceptar a Cristo porque sentía su corazón en paz y afirmó que Cristo es su “salvador”. Poco tiempo después, se convirtió en un miembro activo de la Iglesia y empezó a dedicar su vida a visitar y orar por los enfermos.

En el funeral de su madre, fue la primera vez que el hombre sintió la persecución por ser cristiano, dado que uno de sus familiares le golpeo y le acuso de deshonrar la religión de la familia y recordó que “había dado dinero como contribución al funeral, pero me tiraron las monedas en la cara. Dijo que era un traidor”.

Pero afirmo que la exclusión familiar no le impidió seguir a Jesús y reveló que “aunque tenga que morir por Cristo, siempre estaré firme en mi fe” y agregó que ha experimentado el cuidado de Dios, dado que “Cuando oramos por los demás, Dios satisface nuestras necesidades” y concluyó diciendo: “tenemos la bendición de poder servir a Dios”.

¿Te gustó esta noticia?

Si te gustó esta noticia: Hombre nepalí impactado por la curación de su esposa paralizada. Síguenos en Facebook para leer oraciones, reflexiones y noticias como estas todos los días. ¡Dios te bendiga!