Joven de la calle supera una infancia difícil y crea proyecto para niños en riesgo

Joven de la calle supera una infancia difícil y crea proyecto para niños en riesgo. Peter Matubazi, superó su traumática niñez y ahora de adulto, creó una organización para niños en situación de vulnerabilidad social en Estados Unidos.

Peter nació en Uganda y tuvo una infancia muy difícil, dado que tuvo que enfrentarse a la pobreza extrema, el abuso y la desesperanza. Su organización intenta brindar esperanza y una nueva perspectiva a los niños en situación de vulnerabilidad en EE. UU., tal como lo ha sido en África.

El joven confiesa que no tuvo una buena infancia y que la mayoría de los niños contemporáneos a él, morían antes de los dos años de edad y que él mismo no obtuvo un nombre hasta que cumplió dos años. Cuando explico su situación en Uganda, enfatizó que “Jesús es todo lo que necesitamos”.

Podría interesarte: Mujer deja las drogas y testifica su encuentro con Jesús

Joven de la calle supera una infancia difícil y crea proyecto para niños en riesgo

Peter cuenta que en su casa siempre escaseaba la comida y que no podían comer dos veces al día. Recuerda que en su casa solo había frijoles o papas para comer, pero nunca los dos juntos. Además muchas veces tuvo que caminar horas junto a su familia para poder obtener agua potable.

Peter confesó que se sentía miserable en todos los sentidos y agregó que nadie le dijo nunca que “soñara, ni que tuviera esperanza”. Además confesó que no solo tuvo que enfrentarse a la falta de recursos básicos y pobreza extrema, sino que también tuvo que lidiar con el abuso de su padre.

Cuando tenía 10 años, Peter huyo de casa debido al abuso de su padre, desde entonces comenzó a vivir en la calle durante los siguientes cuatro años y expresa que su situación solo empeoro, recuerda que en su casa le decían que “nunca sería nada” y en las calles le trataron como “un animal perdido”.

Dios le vio

Peter experimentó un cambio en su vida cuando un hombre bondadoso comenzó a alimentarlo y a hacerle sentir un regalo bendecido y elegido. Peter, recuerda que el gesto del hombre le hizo pensar que no estaba solo, que era un regalo y que fue elegido.

El apoyo que recibió le permitió superar su traumática infancia. Siendo un jovencito, terminó yendo a un internado y luego se mudó a los Estados Unidos, donde logró el éxito y ahora se dedica a ayudar a niños en la misma situación de riesgo que él vivió.

Primero adoptó a un niño de la calle, comenta que “Tenía una habitación extra. Quería ser una fuente de bendición para un niño. No podía dormir sabiendo que había un niño en el barrio que no tenía adónde ir”. Posteriormente, creó la organización “Now I am Know” (Ahora sé quien soy).

La organización entrega animales de peluches a niños socialmente vulnerables, como un recordatorio que son importantes. Peter cree en el poder de la transformación y le repite constantemente a los niños que pertenecen, que son personas elegidas y no un error.

Peter dijo que él era un “chico de la calle”, pero que Dios le “dio a conocer” y eso es lo que está haciendo ahora por los niños de un orfanato. Expresó que nadie “esta solo” y agregó que son especiales y que Dios les ve.

¿Te gustó esta noticia?

Si te gustó esta noticia: Joven de la calle supera una infancia difícil y crea proyecto para niños en riesgo. Síguenos en Facebook para leer oraciones, reflexiones y noticias como estas todos los días. ¡Dios te bendiga!