Joven mata a su pastor frente a su Iglesia

Joven mata a su pastor frente a su Iglesia. El pasado domingo, un pastor fue baleado frente a su Iglesia, cuando un joven a quien asesoraba y le daba asistencia espiritual, le disparara.

A tempranas horas del domingo, el pastor del Ministerio Internacional Gloria, Honor y Familia (GHF), ubicado en Honduras fue baleado antes de iniciar el servicio, los feligreses que presenciaron el atroz acto socorrieron al pastor para llevarlo a un centro médico cercano.

El pastor evangélico Rony Alexander López, de 42 años, le brindaba asistencia y consejería a su atacante para sacarlo del mundo de la delincuencia y entregarlo a Cristo, y el día de su muerte se había dirigido a la Iglesia para liderar el servicio como cada fin de semana.

Podría interesarte: Pastor evangélico es acribillado en Honduras

Joven mata a su pastor frente a su Iglesia

Según medios locales, el joven llegó al lugar y saco un arma con la cual apunto al predicador abriendo fuego contra él. El pastor de la colonia de Kennedy, recibió varios impactos de bala en presencia de los feligreses que iban a asistir al servicio.

Luego de cometer el crimen, el atacante huyó, pero el pastor quedo herido de gravedad y aunque lo llevaron a un centro de asistencia cercano, murió al poco tiempo de ingresar. Tras la confirmación de la muerte del pastor, los residentes de la comunidad protestaron por el aumento de los niveles de violencia y quienes conocían al pastor expresaron su dolor por la perdida del pastor.

Actualmente el atacante no ha sido detenido, pero varios feligreses aseguran que conocen al agresor. Los amigos y familiares del pastor comentaron en el sepelio del pastor expresaron “se ha ido un excelente amigo, un excelente padre. Ahora ha conocido el reino de los cielos” y aseguraron que “atesorarán sus enseñanzas”.

¿Te gustó esta noticia?

Si te gustó esta noticia: Joven mata a su pastor frente a su Iglesia. Síguenos en Facebook para leer oraciones, reflexiones y noticias como estas todos los días. ¡Dios te bendiga!