Judíos testifican protección de Dios tras gigantesco incendio en Jerusalen

Un acontecimiento apocaliptico en Jerusalen tras suceder Uno de los incendios más grandes en la historia de Israel destruyó unas 25.500 hectáreas de bosque cerca de Jerusalén el pasado 15 de agosto. Los residentes fueron evacuados y más de 1.500 bomberos trabajaron durante tres días seguidos para controlar las llamas.

A pesar del acontecimiento estremecedor  y apesar de los altos daños  los judíos mesiánicos, que creen en Jesúcristo como el Mesías, fueron testigos de la protección de Dios en medio de las llamas.

Uno de los testigos de este acontecimiento comento  que vio las llamas en su camino a casa y apresuradamente se fue con su familia en el automóvil. “El calor era insoportable. Nunca había experimentado algo así, fue realmente aterrador”, Dijo él.

Tambien podria interesarle: Irán Establecerá leyes contra cristianos y sectas religiosas

Tambien comento: “Salimos y oramos, sin saber si tendríamos un hogar al que regresar. Mientras conducíamos, oramos y dijimos: ‘Señor, Tú eres soberano. Puedes hacer un milagro. Por favor. Déjanos ir a casa. No parecía posible. Todo a nuestro alrededor se incendió, los vientos eran fuertes y los bomberos ni siquiera habían llegado a nuestro pueblo”.

Algunas fuentes comentan que tambien otro testigo judía mesiánica, Orly (no es su nombre real), quien también vive en un pueblo al oeste de Jerusalén. Dice que a menudo ve incendios, pero que esta vez fue diferente, y Dios mismo se lo advirtió.

“Fue por la gracia de Dios que sentí que necesitaba prepararme con anticipación”, recuerda Orly, quien metió a sus hijos y las mascotas en el auto, y abandonó el lugar.Dijo.

“Al conducir vi que el fuego ya se había extendido a algunos puntos dentro del pueblo. Mis hijos se saben el Salmo 91 de memoria, por eso oramos juntos en voz alta mientras conducimos. Lloré todo el tiempo, no sabía lo que iba a pasar”, continuo.

Orly dio su testimonio: “Seguí las noticias y, por las imágenes, parece que la mitad de nuestro pueblo se incendió. Pero fue como si Dios pusiera su mano contra el fuego y no permitiera que consumiera las casas”.

Por último ella comento y  expresó su gratitud al regresar a casa. “Doy gracias a Dios de todo corazón, más que nunca. Y agradezco a todos los que oraron. Regresamos a casa y todo estaba exactamente como lo habíamos dejado”, celebró la judía mesiánica, informa Kehila News.