Mas de 100.000 personas aceptan a Jesús a través de predicaciones online

sabemos que Por motivo de la cuarentena, muchas personas ahora ven servicios cristianos en línea. Por ello, 100.000 personas aceptan a Jesús a través de predicaciones online, en donde recibieron palabra de Dios.

En todo el mundo comenzaron los servicios online para continuar la transmisión cristiana. Muchas de las predicaciones eran avivadas con el fuego del Espíritu Santo, y así lo sintieron muchos.

Las personas comenzaron a hacer oraciones de aceptación, contar sus testimonios. Había una gran sed de Dios. Porque en estos momentos difíciles las personas buscan de Jesús para tener paz.

La sed cristiana

La palabra de Dios nos dice que, en su misericordia, el Señor labró nuestro camino. Aceptar a Dios como nuestro salvador demuestra un compromiso con Dios y su obra. Un corazón honesto será recibido por Jesús.

El pionero de uno de los servicios fue Nick Hall, quien es fundador de Pulse. Según Hall, es increíble y positiva la respuesta que tuvieron los servicios. El éxito demuestra que Dios está obrando en la pandemia.

Muchas personas comenzaron a compartir sus opiniones, fotos, emails. Empezaron a llegar fotos de todo el mundo con personas que estaban reunidas con sus familias y veían los servicios en sus teléfonos.

mas de 100.000 personas aceptan a Jesús a través de predicaciones online

Varios de los involucrados aparecen con sus teléfonos mirando los servicios del evangelio. Nigeria, India y China fueron algunos de los países que sorpresivamente se incluyeron en los servicios.

Las personas podían admirar la palabra de Dios a través de sus televisiones, radios, teléfonos, por internet o sus portátiles. En todas las plataformas la palabra de Dios comenzó a ser escuchada.

Susan Harris, directora de Pulse, dijo que los servicios indicaban que las personas buscan de Dios. El éxito de las predicaciones es porque muchas personas están encerradas en sus casas y necesitan esperanza.

Servicios de esperanza

Los fundadores y directivos de Pulse estaban asombrados. Para ellos Dios había abierto las puertas y organizado todos los eventos. Contaban con emisoras de radio e incluso traductores en varios idiomas.

El servicio se transmitió en casi 100 países, incluidos Japón, China, Nepal, Tailandia, India, Kenia, Nigeria, Ucrania y Rusia, y se ha traducido a 40 idiomas diferentes. Todos pudieron escuchar la palabra.

Muchos pastores y hombres de la fe también quedaron conmovidos. “Es increíble, no agradezco el coronavirus, pero si agradezco que Dios labró el camino para hacer que sus hijos lleguen a Él.” Comentó un reverendo.