Miles de Iglesias en todo el mundo oran por 340 millones de cristianos perseguidos

La persecución en todo el mundo en contra de los cristianos y misioneros se ha magnificado muchisimo mas en estos ultimos tiempos, pero sabemos que la venida de nuestro señor Jesucristo esta mas que cerca.

Por ello miles de iglesias  en todo el mundo El pasado domingo, oraron por las 340 millones de víctimas de la persecución cristiana, como parte del Día Internacional de la Oración por los Perseguidos (IDOP).

«Cuando preguntamos a los cristianos perseguidos cómo podemos ayudarlos, lo primero que dicen es ‘¡Oren por nosotros!», dijo Todd Nettleton de La Voz de los Mártires.

 

Tambien podria interesarle:

Mujer cristiana y su hijo son asesinados por su vecino musulmán en Pakistán

 

 

La organización que monitoriza la persecución cristina, International Christian Concern, pidió a todos los fieles orar por quienes hoy son perseguidos, Godfrey Yogarajah, embajador para la libertad religiosa de la Alianza Evangélica Mundial, dijo que el IDOP es un momento para recordar a todos los que comparten la fe cristiana, “pero no nuestra libertad”.

La persecución que presenta actualmente la comunidad cristiana a nivel mundial ha alcanzado niveles elevados, poniendo en primera fila a los ejecutores de las peores condenas a países de África y Asia; los cuales son reprimidos por los gobernantes y en otras localidades son atacados por distintos grupos terroristas.

Esto ocurre cada año, y la organización cristiana “La Voz de los Mártires” publica una guía de oración para que los creyentes en todo el mundo puedan sembrar una petición a favor de las vidas que están siendo perseguidas por los que son contrarios a la fe.

Explicó además que en «India es el ejemplo más extremo», continuó: «Con una población de casi 1.400 millones, la India es la democracia más grande del mundo y el país con el movimiento de nacionalismo religioso más grande y virulento del mundo».

Asimismo, Riedemann sostuvo que en África se está presentando un crecimiento de yihadistas transnacionales que amenazan las libertades de los cristianos.


El experto mundial en iglesias perseguidas, Nik Ripken, dice que la mejor forma de ayudar  quienes son perseguidos en “no callar la fe”.

«Los creyentes perseguidos que viven en estos países podrían llevar una vida tranquila, si solo dejaran de compartir el Evangelio. En cambio, arriesgan todo para proclamar el amor de Jesús por los pecadores», señala Ripken.