Mujer deja las drogas y testifica su encuentro con Jesús

Mujer deja las drogas y testifica su encuentro con Jesús. Niki es una joven que fue abusada sexualmente cuando era una niña, a partir de ese momento trágico de su vida, se alejó de Dios y empezó a buscar refugió en la bebida y posteriormente en el alcohol.

Niki creció en una familia creyente, y durante su infancia creía genuinamente en Dios, pero todo eso cambio drasticamente cuando fue abusada por un familiar.

Niki era adicta a la heroina, para el año 2013 sufrió un terrible accidente que casi acaba con su vida, pero mucho tiempo después, Niki halló a Cristo y está ayudando a otros adictos a encontrar la liberación de los vicios por medio de Jesús.

Podría interesarte: El hijo de Tom Hanks dejó de ser ateo luego de una experiencia con Dios: “Se me reveló a sí mismo”

Mujer deja las drogas y testifica su encuentro con Jesús

Tras ser abusada sexualmente, Niki se alejó de Dios y se enojó con Él, ya que lo culpaba de lo que le había sucedido. Asimismo, Niki empezó a hacerse daño a sí misma por medio de cortes y en su etapa adolescente, empezó a consumir alcohol creyendo que era la única forma de borrar su dolor.

Se volvió una chica rebelde y salía constantemente a fiestas, pronto conoció las drogas y se sintió a gusto con su consumo por lo que se volvió adicta a la heroína. Sin embargo, Niki cada vez se sentía más disgustada, perdida y desesperada cuando se miraba al espejo.

Cuando Niki tuvo el accidente en ela ño 2013, llamó al narcotraficante que le proveía las drogas, pero al no tener como pagar, el sujeto le exigió favores sexuales. Ese suceso le hizo recordar el abuso que habia sufrido, pero no le pidió ayuda a Dios, dado que para ese entonces seguía molesta con Él.

Poco tiempo despues de dejar el hospital, se sumergió aun mas en las drogas y termino siendo arrestada. En la prision, Niki se dejo invadir por la desesperacion y se arrodillo para pedirle a Dios que le ayudara y su testimonio nos deja conmovidos.

Niki cuenta que sintió una presencia que alivió su carga, según sus propias palabras “alguien puso su mano sobre mi hombro y dijo ‘vas a estar bien'”. Fue entonces cuando Niki, después de mucho tiempo, volvió a tener fe en Dios y desde entonces no “volvió a ser la misma”. Ahora, Niki ayuda a otros adictos a encontrar la libertad en Cristo, tal como ella logró hacerlo.

¿Te gustó esta noticia?

Si te gustó esta noticia: Mujer deja las drogas y testifica su encuentro con Jesús. Síguenos en Facebook para leer oraciones, reflexiones y noticias como estas todos los días. ¡Dios te bendiga!