Mujer es sanada de cáncer de mama después de ver a Jesús en su habitación del hospital

Este asombroso milagro sucedio en la vida de Mere Ruth Costa mujer de 52 años de edad de rio de janeiro, ademas recibio una profecia de parte de Dios, donde ella, “pasaría por una preparación” para ayudar a otras mujeres más adelante.

Mere en ese instante no tuvo la menor  idea de que pasaría por una experiencia sobrenatural que cambiaría su vida para siempre. Ella gozaba de buena salud y se sometía a exámenes preventivos de cáncer de mama todos los años. Pero dos años después, a Mere le diagnosticaron cáncer de mama en etapa tres.

“En ese momento, no recordaba lo que Dios había dicho. Estaba muy nerviosa y lloré mucho”, dijo. Posteriormente, se sometió a una cirugía para extirpar el tumor en el Hospital Federal Bonsucesso. Al despertar, después de la anestesia, vio a un hombre de espaldas a la cama, agitando la vía intravenosa, informa Guiame.

Tambien podria interesarle:

 

“Vi que parecía ser una enfermera, pero cuando se volvió hacia mí, me di cuenta de que no era una enfermera del hospital, ya que no podía verle la cara. Me invadió una emoción muy fuerte, una alegría, la certeza de estar con el mejor acompañante de ese hospital”, comentó.

Mere relato que el señor JESÚS entro a su habitacion de hospital “Quería hablar con Él, pero no pude. Entonces hablé en mi mente. Entonces, comencé a pedirle que normalizara mi presión, que estaba un poco baja, debido a la anestesia todavía, y me tocó dos veces los pies. Sentí un fuego subiendo a mi cabeza y reviví». Testificó.

«Estaba muy feliz y lloré, hasta que mi esposo vino a visitarme. Le dije que Jesús estaba allí y que lo estaba viendo. Jesús se quedó conmigo hasta la madrugada», aseguró.

Todo fue un total exito, Mere recibió el resultado de la biopsia y, para sorpresa de ella y del médico, la prueba fue negativa. “Fueron días de mucho sufrimiento y mucho dolor, pero Dios, una vez más, me dio la victoria”, celebró.

En 2017, la mujer cristiana se curó por completo. “Estoy muy agradecida con Dios por el regalo de la vida. Hoy estoy curada y vivo siendo testigo de lo que Dios ha hecho en mi vida. Si estás pasando por una situación similar, quiero decirte que Jesús puede curarte y cambiar tu diagnóstico como cambió el mío. ¡Derroté al gigante llamado cáncer, por la gloria de Dios!”, cuminó Mere.