Musulmanes asesinan a pastor nigeriano quemaron su casa,escuela y iglesia

Algunas fuentes relatan que una multitud de musulmanes furiosa en el estado de Kano, en el norte de Nigeria, quemó la casa, la iglesia y la escuela de un pastor y luego lo mató a machetazos como una forma de represalia.

El Pastor y reverendo Yohanna Shuaibu de la Iglesia New Life en la aldea Massu del estado de Kano, fue atacado el 22 de septiembre después de que un hombre, que supuestamente se había convertido al cristianismo, matara a una mujer, informa Morning Star News .

«Probablemente atacaron al pastor porque fue a través del ministerio del pastor Shuaibu que muchos musulmanes se convirtieron a la fe cristiana», dijo Hosle Tongnan Michael, amigo y colega del pastor Shuaibu.

Tambien podria interesarle:

 

Michael dijo que Shuaibu encontró refugio en un pueblo vecino la noche antes del ataque y luego regresó a Massu para ayudar a evacuar a los estudiantes de su escuela como medida de seguridad.

«El pastor Shuaibu creía que la tensión generada por el feo incidente se apagó y pensó que podía quedarse con su familia y otras personas en Massu», dijo Michael. «Sin embargo, los musulmanes reunieron a su turba y se abalanzaron sobre él, lo cortaron con machetes e incendiaron su casa, la iglesia y la escuela».

La esposa y los Hijos del pastor lograron escapar a tiempo y se encuentra bien, Los cristianos de las aldeas cercanas se enteraron del ataque y llamaron a la policía. Llevaron al pastor Shuaibu a un hospital cercano donde murió a causa de sus heridas.

Estos ataques han sido muy frecuentes en nigeria, donde muchos musulmanes y otras religiones han perseguido y matado a muchos pastores. «Sabemos que en este momento, ser cristiano es un riesgo inconmensurable, especialmente en la parte norte de Nigeria», explicó Michael. «Cualquiera que esté sirviendo a Cristo no puede estar seguro de estar vivo al día siguiente en el norte de Nigeria».

Tambien Michael le dijo a Morning Star News que el pastor Shuaibu contribuyó en gran medida a la construcción de una escuela para niños cristianos indígenas hausa a quienes se les habría negado una educación debido a su fe.

«Bajo su supervisión, pudimos recaudar fondos y perforar pozos desde los cuales las comunidades cristianas a las que se les negó el acceso a las fuentes de agua del gobierno pudieron acceder al agua», dijo Michael. «En un momento dado, reacondicionamos una de las fuentes de agua en la mezquita como nuestro apoyo a la comunidad musulmana, que creíamos que fomentaría la paz y evitaría algunas de las amenazas obvias contra los hermanos cristianos pacíficos».