«No hay dioses del fútbol, ​​sólo hay un Dios que nos ama», afirma técnico del Liverpool

El tecnico del equipo de fútbol del liverpool, compartio que hay cosas mucho mas importantes que ganar, partidos y trofeos, como buscar a Dios y tener una relación con el, eso cambiaria tu vida para siempre.

Klopp, es un técnico alemán exitoso en el fútbol europeo, que dirige actualmente el equipo Liverpool FC, que ha ganado 18 copas del Campeonato Inglés y 5 de la Liga de Campeones.

El equipo del Liverpool tiene un pasado de gloria, pero vivía una fase sin brillo durante al menos una década. Con la llegada del alemán Jurgen Klopp como entrenador en 2015, los “reds” volvieron a destacar en el fútbol internacional.

Tambien podria interesarle:

Messi en una entrevista Confesó «Yo no hice nada, fue Dios quien me hizo jugar así»

 

A punto de disputar una final de la Champions League contra el Real Madrid, la expectativa de sus seguidores es que el equipo será el protagonista de la escena deportiva mundial. El lema «en Klopp confiamos» [creemos en Klopp] se ve a menudo en pistas y camisetas durante partidos de Liverpool.

El Técnico ademas  es una persona reservada, no habla mucho sobre su vida personal. Sin embargo, al principio de su carrera, dirigió el club alemán Mainz, él dio algunas declaraciones sorprendentes sobre su fe cristiana. Después de una derrota de su equipo, un reportero le preguntó si los «dioses del fútbol» estaban contra él.

«no hay dioses del fútbol, sólo hay un Dios que nos ama como somos, con todas nuestras peculiaridades. Pero depende de nosotros para marcar nuestros propios objetivos». También dijo que su «relación con Dios cambió su perspectiva de la vida«.

En una entrevista más reciente, mientras estaba siendo preguntado sobre su «filosofía del fútbol«, Klopp indicó que su fe era más importante para él que el deporte. «Soy un creyente, pero no hablo mucho de ello! Si alguien pregunta por mi fe, te lo explicaré. No digo que sea una especie de misionero, pero cuando me miro a mí mismo y a mi vida me siento guiado por las manos divinas».