Pastor es asesinado a balazos en pleno culto

Este acontecimiento sucedio en la vida del pastor Rafael Antonio Lara López, pastor de la Iglesia de Cristo, de El Alcantarillado, en el cantón El Platanar, jurisdicción de Moncagua, San Salvador, fue asesinado por un hombre desconocido que disparó al menos siete disparos de una pistola calibre .38 mm., según informaron fuentes fiscales.

Este  crimen se produjo a las 9:14 de la mañana, cuando los miembros de la iglesia estaban en el templo, orando, durante el culto. En medio de las oraciones el pastor Lara se levantó, salió al patio de la iglesia para tomar agua cuando en eso un sujeto desconocido la acribilló a balazos.

La Policía del salvador reveló que el asesino vestía una camisa manga larga a cuadros y un sombrero; el asesino se escondió en el terreno de la iglesia y solo estaba que Lara saliera para terminar de una sola vez con la vida de este ministro y después darse en un vehículo que lo espera cerca del templo.

Tambien podria interesarle:

 

Los fiscales de turni expresaron que «el cuerpo del pastor tenía siete lesiones producidas por proyectil de arma de fuego, en distintas partes del cuerpo, y hasta el momento se desconocen los motivos, así como a los responsables». Mientras los miembros de la comunidad evangélica hablaron bajo el anonimato y lamentaron que este hecho

Los evangélicos dijeron que el pastor acostumbraba a salir a tomar agua durante los cultos, porque sufría de hipertensión y el calor lo sofocaba. Ayer no predicaría él en el culto, sino su hermano, por eso se tomó todo el tiempo para buscar el agua.

Las estadísticas de la Policía registran que el promedio de homicidios subió a 13 por día en los primeros meses de 2010. El municipio de San Miguel ocupa la segunda posición como el más violento por la cantidad de asesinatos.

Otros de los evangélicos comentaron que la víctima vivía en el barrio El Calvario de San Miguel y viajaba los martes, jueves y domingos para celebrar los cultos. «Tenía ocho años de estar pastoreando y tenía dos microbuses en los que hacía viajes en la noche en San Miguel; también era dueño de una tienda y creo que por las extorsiones le vino el problema», infirió otro feligrés.