Pastor Masías relata cómo Dios bendijo a su esposa con una casa

Los usuarios de las redes sociales han hecho viral un video del pastor, Eugenio Masías, donde contó dos milagros económicos que vivió por su fe en Dios, El pastor contó en una prédica que el dinero para construir el templo lo obtuvo luego de pedírselo al Señor.

Masías veía en la TV que un boxeador había gastado 4 millones en un caballo, así que le dijo a Dios: “Ese impío pecador gasta cuatro millones en un caballo, a mí dame una pata, un millón”.

Durante mucho tiempo se le veía orar por ese millón de dólares para el templo, y no paraba hacerlo, El pastor contó que un hombre lo llamó para que orara por un negocio de $ 7 millones de dólares que iba a hacer, y resultó exitoso.

Tambien podria interesarle:

Hombre Sin brazos y sin una pierna predica el evangelio en las calles, «Dios me quiere tener aquí» (VIDEO)

 

Aquel  hombre le dio al pastor 600 mil dólares pese a que su esposa le decía que era mejor dárselo a personas de su iglesia. Con el dinero y más ayudas de otras iglesias afiliadas al ministerio, pudieron adquirir el terreno para el templo.

El pastor dijo que toda su vida había vivido con su mujer alquilando casas, ya que gran parte del dinero que percibía lo daba en el ministerio, Hubo un tiempo en el que la esposa del pastor Masías estuvo delicada de salud, incluso a punto de morir. Cuando estaba en cama le dijo al pastor que nunca le había dado la casa que le prometió.

El pastor masías dijo que estaba muy triste y le pidió al Señor que le diera una casa, para que su esposa la tuviese antes de morir. dijo tambien  que recibió la llamada de un fiel de Estados Unidos quien le pidió comunicarse con él urgentemente. Masías aceptó y se reunió con el hombre.

En el encuentro, el fiel religioso le preguntó al pastor sobre lo que quería en ese momento, y el predicador pidió dinero para su iglesia, sin embargo, el cristiano se negó y le dijo que el dinero debía ser para él. El pastor le comentó que quería una casa para su mujer, y el hombre le pagó la casa en su totalidad.

Cuando el pastor le consultó al cristiano, por qué le hacía el regalo, le contestó que estaba inspirado en su testimonio cuando le pidió a Dios el millón de dólares, así que él hizo lo mismo, y el Señor le dio 4 millones, además, le habló en su corazón para que le comprara la casa al pastor.