Por aceptar a Jesús, padre musulmán ahorcó a su esposa e hijos en Uganda

Esta es la triste Historia de Una madre y sus hijos, de 3 y 8 años, fueron ahorcados por aceptar a Jesús después de un servicio de Navidad en Uganda.

Tambien señalan que el principal sospechoso del brutal crimen es el padre de familia, quien es musulmán. El 28 de diciembre, un vecino encontró a Shamira Nakato, de 27 años, y a sus dos hijos ahorcados en su casa en la aldea de Bwetyaba, distrito de Kayunga, informa Morning Star News.

Días atras, el 25 de diciembre, una vecina invitó a Shamira al servicio de Navidad de su iglesia mientras su esposo, Hamidu Kasimbi, estaba en un viaje de dos días. La joven aceptó la invitación y acudió al servicio con sus hijos, según el pastor local de la iglesia.

Tambien podria interesarle:

Mujer musulmana sueña con Hombre vestido de Blanco y recibe a JESÚS

Al finalizar la celebración navideña, el líder habló con Shamira y oró por ella y los niños. Al día siguiente asistieron nuevamente al servicio dominical y la madre y el hijo mayor entregaron sus vidas a Jesús.

“Shamira me dijo que tenía una profunda convicción de abrazar a Cristo después de orar el día de Navidad. Luego oré por ella y la invité a un día especial de oración el lunes 27 de diciembre”, informó el pastor.

Shamira y sus hijos asistían a este servicio de oración, su esposo Hamidu llegó a casa antes de lo esperado y supo por un vecino musulmán que su esposa e hijos habían estado asistiendo a la iglesia durante los últimos días.

Según algunos de los habitantes de la región, Hamidu salió de la casa y se dirigió a la iglesia. “Cuando entró a la iglesia, su esposa e hijos estaban sentados en la parte de atrás. La sacó de la iglesia y, a unos 100 metros de distancia, un miembro lo vio golpear a su esposa”, dijo el pastor.

Alrededor del mediodía se escucharon gritos provenientes de la casa de la familia. A las 4 de la tarde, un vecino vio a dos musulmanes montando una estructura de madera en el patio de la residencia. Ese mismo día, por la noche, un residente escuchó más gritos en la casa de Hamidu.

A la mañana siguiente, el vecino fue a la casa de la familia a pedir una herramienta para cortar leña, pero nadie respondió. Con la puerta abierta, entró a la residencia y encontró a Shamira y sus hijos colgados de la estructura de madera que había visto el día anterior.

“Di una gran alarma que hizo que los residentes, incluido el presidente del Consejo Local, acudieran corriendo al lugar. Luego llegó la policía y los tres cuerpos fueron trasladados para la autopsia”, reveló el vecino.

El presidente del consejo local, Fred Sekatonya, dijo que Shamira sufrió lesiones en la cabeza y el cuello. Por otro lado, su esposo Hamidu está huyendo y las agencias de seguridad lo buscan.