Salmos 7:17

Alabaré a Jehová conforme a su justicia, Y cantaré al nombre de Jehová el Altísimo.

 La biblia nos trae de buenas nuevas?  Que Cristo vino a darnos esperanza.  Que Jehová nos ama y tiene cuidado especial de nosotros.  

Por esta razón, David dice: alabaré a Jehová y cantaré a Él.  ¿Cómo puede escribir eso cuando unos versos atrás buscaba refugio porque sus enemigos querían asesinarlo?  Fácil.  

Retomando la perspectiva divina y eterna de las cosas.

  Romanos 8:28 dice: y sabemos que los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien

 La palabra bien es especial en el lenguaje original.  Se relaciona a lo virtuoso y lo valioso.  Solamente se utiliza esta palabra en otros tres pasajes. 

 En Romanos 7:18 y dice: y yo sé que en mí, esto es, en mi carne, no mora el bien.  

Y también en Gálatas 6:9 dice: no nos cansemos de hacer el bien.  

Por último en Hebreos 5:14 dice: pero el alimento sólido es para los que han alcanzado la madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y el mal

 Esta palabra es distinta de algo que es bueno.  Por eso escribí todos estos pasajes.  Para que entendamos con detalle que el bien al que se refiere (original en griego Kalós) va de la mano con la voluntad de Dios.  

Por lo tanto, estando enojado, angustiado, enfermo, en persecución, en escases o cualquier otra situación, podemos alabar y cantar a Jehová pues sabemos que todo nos ayuda a Kalós (bien).  

No en nuestra perspectiva.  En la de Jehová.  Nuestra carne querría que todo fuera distinto.  Sin embargo, Dios sabe lo que es virtuoso y valioso (Kalós) y por ello podemos estar convencidos que estamos en buenas manos. 

 Sea cual sea la situación que estás atravesando o tal vez algún hermano en Cristo te platica de alguna prueba, es importante que recuerdes esto que aprendimos hoy y aprendamos a cantar a alabar a Jehová confiados en que, por amarle, todo nos ayuda a Kalós.

Oración
Padre: Alabado seas.  Es una bendición el poder alabarte y cantarte sin importar lo que esté sucediendo en mi vida.  Gracias por amarme y tener tus ojos puestos en mí.  Gracias por cuidarme.  Gracias por preocuparte para que todo lo que pase sea para bien.  Para algo valioso y virtuoso.  Gracias porque todo es conforme a tu voluntad que es mejor que la mía.  Te pido perdones mis pecados y me limpies para que pueda estar en comunión contigo.  En el nombre de Jesús.  Amén

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *