Sobreviviente de la tragedia de Miami le agradece a Dios por su vida

La reciente tragedia de Miami conmocionó a los Estados Unidos. Una sobreviviente de la tragedia de Miami le agradece a Dios por su vida y dio su testimonio del milagro que le había salvado del derrumbe.

Grey Alcántara y su esposo lograron sobrevivir del derrumbamiento del edificio Champlain Towers South, según CNN. Alcántara comenta que fue un milagro que ella y su esposo lograran sobrevivir al derrumbe.

Luego de que todos los medios de comunicación se acercaran al lugar debido al colapso del edificio residencial, Miami ha estado en la palestra pública y fue así que se dio a conocer el milagro de Grey y su esposo.

Podría interesarte: Edificio más alto de China se tambalea misteriosamente

Sobreviviente de la tragedia de Miami le agradece a Dios por su vida

La mujer y su esposo dieron su testimonio y afirman que fue un milagro lo que los salvó del derrumbe. «Sentí el primer temblor y me desperté desesperada, después hubo un temblor más fuerte, el edificio se estaba moviendo de un lado a otro», comentó Grey a las cámaras de CNN.

“En un primer momento pensé que era un terremoto y cuando abrimos la puerta para ver que estaba pasando todo se encontraba nublado por el polvo del derrumbe”, agregó Grey a su testimonio y afirma que ante el peligro, su primer pensamiento fue tomar su Biblia y declarar «saldremos con vida de aquí en el nombre de Jesús».

El derrumbe del edificio Champlain Tower South conmocionó a la sociedad estadounidense, rescatistas de distintas naciones han asistido al rescate y búsqueda de desaparecidos que según informes algunos son personas de Israel y México.

Hasta el momento se han confirmado 10 muertes y se presume al menos 150 desaparecidos. Uno de los testigos del derrumbe comparó el hecho con el suceso del 11 de septiembre.

¿Te gustó esta noticia?

Si te gustó esta noticia: Sobreviviente de la tragedia de Miami le agradece a Dios por su vida. Síguenos en Facebook para leer oraciones, reflexiones y noticias como estas todos los días. ¡Dios te bendiga!