Travesti acepta a Cristo y cambia su vida

A través de internet se viralizó el testimonio de como un travesti acepta a Cristo y cambia su vida para mejor.

La impactante vida que vivió de maltratos, desahogos y problemas, lo condujeron a un camino pedregoso y lleno de desdicha.

Pero uno de sus vecinos, lo condujo a Cristo, oró por Él, y su increíble historia dio un vuelco cuando aceptó a Jesús.

Travesti acepta a Cristo y cambia su vida

La historia de Daniel Delgado, quedó plasmada en el corazón de muchos, después de leer todo lo que pasó aquel hombre.

Su infancia fue más que difícil, su madre tenía problemas de drogadicción, mientras que su padre los había abandonado.

A muy corta edad, sufrió los abusos físicos y sexuales por parte de su padrastro alcohólico, quien lo maltrató hasta ser adolescente.

Una historia difícil

Delgado era el típico niño problema con dificultades en casa que los profesores tenían que aguantarse en la escuela.

Aunque el mismo asegura, que quería llamar la atención para sentirse “atendido” de alguna forma por alguien.

Fue llevado ante los psicólogos educativos, quienes retrataron la situación difícil que vivía diariamente en su propio hogar.

Ideas inexploradas

Cuando entró en la escuela secundaria, Delgado se mudó a Texas con su familia, era hora de empezar una nueva vida.

Ideas llenaron la mente del hombre, quien empezó a considerar “¿cómo será ser una niña?” en ese momento, comenzó a desviarse de su sexualidad.

Daniel en ese momento, comenzó a reunirse con adolescentes de su edad que se consideraban homosexuales a sí mismos, más tarde recibió maltratos por relacionarse con hombres mayores.

Cambiando vidas

Daniel vivía al lado de un grupo de cristianos que hacían servicios cristianos, siempre los vio como metiches, y trataba de hacerlos enojar cuando salía vestido de mujer junto a gestos nada educados.

Pero un día, los problemas explotaron, Daniel fue diagnosticado con depresión clínica, su situación cambió completamente, recordaba los episodios de su niñez y estuvo a punto de suicidarse.

Una noche, cuando iba a llevar a cabo el acto de quitarse la vida el mismo, alguien lo interrumpió llamando a la puerta.

Patti, una de las miembros de la congregación del vecindario, le dijo “Dios me acaba de revelar que debía venir a verte”

El hombre, no pudo contener sus lágrimas, era una señal divina que alguien tocara a su puerta para impedir su suicidio.

Fue junto con Patti, oró con los hermanos, recibió a Jesús y se puso en terapia psiquiátrica para mejorar su vida.

Hoy, Daniel Delgado es uno de los miembros de la iglesia que continúa ministrando en su vecindario.

Mientras que su testimonio sirvió para cambiar vidas y demostrar que Jesús te aceptará tal y como eres si lo buscas de corazón y realmente quieres cambiar.

Las palabras de Delgado fueron “No estaría aquí si no fuera por la iglesia orando por mí. Quiero poder ofrecer esperanza a otras personas”.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *